Revista Encaje

Ellas se atreven

Yo Me Atrevo es un colectivo creado por siete mujeres de Medellín que incentiva a otras mujeres y hombres a la toma de poder a partir de su esencia, resaltando su autenticidad y rompiendo paradigmas al declarar que todos son hermosos sin importar tamaño, color, educación, estrato socioeconómico u ocupación. 

“Las gordas no se ponen overol”, le dijeron a Manuela Ruiz Flórez hace 17 años cuando quiso cambiar los jeans y las camisas anchas de siempre por esta nueva prenda. Los amigos de la, hoy, ingeniera agropecuaria le dijeron esta frase que recuerda, aún a sus 28 años, entre risas y algunas lágrimas. Actualmente es modelo Plus Size. 

  • Parce, la destrucción, yo ni siquiera me acuerdo qué reacción tuve ni qué les respondí. Para mí eso fue durísimo. Yo saqué ese overol y lo regalé”, recuerda Manuela. 

Esta antioqueña ahora impulsa procesos de fortalecimiento del autoestima en otras mujeres desde Yo Me Atrevo una plataforma que aspira a que ninguna mujer se sienta limitada ni con inseguridades y miedos como ella, quien desde pequeña fue sido criticada y señalada por su peso.

Para Manuela ser gorda, es sinónimo de rechazo.  Los niños, según ella, no están acostumbrados a lo diferente y crecen escuchando prejuicios o malos comentarios desde sus casas, lo que ocasiona que en los colegios haya mucho bullying. “Cuando yo estaba chiquita yo me la dejé montar mucho tiempo, era la fea del salón, siempre las otras niñas eran más lindas, y eso duele, eso va creando caos en uno, porque decía: ¡Ay! ¿Qué está mal conmigo? Y cuando tú creces, y te das cuenta cómo son las cosas en realidad el que está mal no eres tú, es cómo la sociedad te ve”, comenta Manuela.

Para la psicóloga María José Martínez, “los niños incorporan esos estereotipos y estándares de belleza que aprenden en sus casas, los medios de comunicación, el propio colegio y con sus amigos; por lo tanto, estos se ven reflejados en sus interacciones”, para esta especialista, un empleo de ello se da en la interacción escolar, donde niños que tengan como base estas ideas, no aceptarán a otros que estén por fuera de esos esquemas, lo que genera discriminación y rechazo. 

La médica psiquiatra Lucrecia Ramírez Restrepo también señala que la promoción de la imagen delgada de la mujer como modelo y referente de belleza, tiene efectos en el ánimo. Además esta tiene impacto en “la autoestima, la autovaloración, la seguridad interpersonal y las habilidades sociales. Las repercusiones han sido muy negativas”, explica esta consultora de género.

Manuela ha disfrutado por años de la cocina y la comida, por eso solo hizo una dieta en toda su vida, a los 22 años, pero la describe también como “una experiencia completamente traumática” porque aunque no comía mal, no comía lo que le gustaba. “Cuando la nutricionista me dijo: tú no puedes comer queso mozzarella ni tocineta… Con cada cosa que mencionaba a mí me salía una lágrima”, recuerda la modelo. Sin embargo, sí tomó pastillas para adelgazar como sibutramina y la Ultra ZX, que sus papás le compraban. “Todas esas maricadas uno se las traga pensando que esa es la salvación y lo que uno no sabe es que se está haciendo más daño, eso te caga el metabolismo”, dice.

“El hecho de que la imagen de mujer haya adelgazado en tres ocasiones durante el siglo XX (en los 20, 60 y 90), se debe a una respuesta a la liberación femenina. El proyecto delgadez es un proyecto social y político que produce mucha rentabilidad económica a unos sectores a la vez que reduce a las mujeres como personas y sus cuerpos”, resalta Ramírez Restrepo. 

Después de vivir amargos momentos por cuenta de las críticas a su peso, decidió poner un alto y reforzar la idea de que su cuerpo no definía quién era, pues es una parte de su vida y no debía atentar contra él. ”Eso se trabaja con mucho tiempo, eso no es de un día pa’ otro. Ahora yo puedo contarlo y reírme de todo eso, pero hay muchas chicas que no pueden hacerlo y esto les destruye la vida”, afirma. 


Manuela se atrevió y el martes 25 de julio de 2017 en la tarima de El Cubo de Colombia Moda hizo parte de la pasarela #SizeRevolution de la marca de ropa Elena junto a otras once mujeres de talla grande o Plus Size  donde desfiló por primera vez con prendas de esta marca inspirada y diseñada para mujeres jóvenes que usan tallas entre la 14 y la 26. Los espectadores aplaudían y gritaban con entusiasmo, no había espacio ni para uno más. 

“Este tipo de eventos y la aparición de modelos gordas supone una amplitud de formas corporales y de los referentes de belleza. Si soy, por ejemplo, una niña chiquita o una muchacha adolescente, voy a empezar a ver modelos diversas, a verme representada allí, a normalizar esas formas y a asociarlas a valores positivos”, comenta Lucrecia Ramírez.

“Creo firmemente en el empoderamiento femenino y en la fuerza conjunta de las mujeres cuando se unen, por eso vivo en la búsqueda constante de ayudar a las mujeres que me rodean y que quieran, como yo, encontrar el amor propio”, expresó Manuela Ruiz Flórez, cabeza líder y cofundadora de Yo Me Atrevo.

Yo me atrevo

Esta iniciativa comenzó en Instagram. Manuela y otras seis mujeres reflejan su pensamiento alrededor de los estereotipos de belleza, con los que buscan promover el amor propio en hombres y mujeres, apoyándolos en un proceso en el que ellas no tuvieron ayuda y educándolos para que no se siga promulgando una cultura del odio. 

Además de hacer presencia en redes sociales esta iniciativa desarrolla talleres y un seminario dirigido a 25 mujeres dispuestas a trabajar en sí mismas para autorreconocerse, perdonarse y potencializarse. Después de esto modelan una Pasarela Real, inspirada en la conovocada en 2017 por la modelo curvy, rusa, Khrysty Ana y, realizada en las calles de Nueva York para reivindicar la imagen de la mujer en la industria de la moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy